El momento del parto. Formas Alternativas de dar a luz

Hoy estrenamos sección de mamás y futuras mamás, espero que os guste!!

En esta ocasión vamos a hablar sobre las diferentes alternativas de dar a luz y es que nunca antes habíamos tenido las mueres tanto control sobre el proceso de dar a luz.

Cama de partos

La mesa de partos, plana y dura sobre la que probablemente dieron a luz nuestras madres está dejando lugar a una blanda y amplia cama, confortable para la dilatación y que luego, accionando una palanca se vuelve ideal para el parto. Generalmente la cabecera puede elevarse para ser apoyo de la madre en una posición de cuclillas o semiagazapada y los pies de la cama puedes desprenderse para dejar sitio a la comadrona o médico. Después del parto un cambio de sábanas, cerrar unos cuantos interruptores y en un abrir y cerrar de ojos la madre vuelve a estar en la cama.

Silla de partos

Los que son partidarios de los partos en cuclillas prefieren la silla de partos a la cama de partos. Dicha silla ha sido diseñada para que la mujer se acomode en ella en posición sentada durante el parto. Dado que en esta postura se puede contar con la fuerza de la gravedad, lo que en teoría acelera el parto, resulta atractiva para algunas madres y facultativos que las atienden. A veces, el aumento de presión de la cabeza del bebé contra la pelvis cuando la madre está en esta postura puede producir un desgarro excesivo en la zona perineal. Auque estos desgarros pueden repararse, pueden prolongar la recuperación del posparto y el dolor.

Sistema Leboyer

Cuando el tocólogo francés Frederick Leboyer expuso por primera vez su teoría sobre el parto sin violencia, fue el hazmerreir de la comunidad médica. Hoy en día, muchos de los procedimientos que propuso, destinados a que el recién nacido tenga una llegada al mundo más tranquila, son de práctica común. Muchos bebés nacen en habitaciones para dar a luz, sin la intervención de luces brillantes que otrora se juzgaron necesarias, según la teoría de que una iluminación suave puede hacer que la transición desde la oscuridad del útero hacia la claridad del mundo exterior sea más gradual. Ya no es una práctica de rutina poner a bebé cabeza abajo y darle cachetes, y se da preferencia a procedimientos menos violentos para establecer la respiración, cuando ésta no se inicia por sí misma. En algunos hospitales, el cordón umbilical no se corta de inmediato; este último lazo de unión física entre madre e hijo permanece intacto mientras ambos se conocen pro primera vez. Y aunque el baño caliente que recomendaba Leboyer para suavizar la llegada no es común, el que se coloque al bebé en manos de la madre de inmediato sí lo es.

A pesar de la creciente aceptación de muchas de las teorías de Leboyer, un verdadero parto de Leboyer ( con música suave, luces tenues y un baño caliente para el bebé) no puede llevarse a cabo en  muchos lugares. Si a la madre le interesa esta posibilidad, deberá preguntar sobre el tema a su médico facultativo.

Nacimiento bajo el agua

La técnica de dar a luz bajo el agua para simular el medio ambiente de la matriz no ha tenido demasiada aceptación en la comunidad médica. Aunque muchas mujeres que han experimentado un parto de este tipo explican que fue muy estimulante, la mayoría de médicos y hospitales creen que el riesgo de que el feto se ahogue, aunque probablemente es remoto, es aún demasiado grande para que este procedimiento resulte aceptable.

Parto en casa

Para algunas mujeres resulta desagradable la idea de ser hospitalizadas cuando están enfermas. Además, a veces el parto en casa es un gran éxito. El recién nacido llega acompañado de familiares y amigos en una atmósfera cálida y llema de amor. El riesgo, desde luego, consiste en que si algo sale mal, las instalaciones para una cesárea de urgencia o para la reanimación del recién nacido no estarán al alcance de la mano. Para muchas mujeres, la solución de compromiso ideal es un centro de maternidad o una habitación para dar a luz en un hospital, ya que combina una atmósfera hogareña con la seguridad de la alta tecnología.  Las futuras madres con un bajo riesgo que insistan en dar a luz en casa deben estar seguras de que serán atendidas por un médico cualificado o una enfermera comadrona titulada, y de que podrán disponer de transporte de emergencia a un hospital cercano de inmediato. En Gran Bretaña los partos en casa no son raros, pero en general se dispone de una ambulancia de guardia totalmente equipada lista para transportar en caso de emergencia a la madre a un hospital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s