En abril espárragos mil

La temporada de espárragos  trigueros llegó con el mes de abril, es un alimento que quizás ahora no lo encontremos muy económico (2,50€ manojo) pero que en unas semanas podremos encontrarlo tirado de precio (0,99€ manojo).

Si estáis pensando en comenzar una dieta, os interesa este artículo, ya que los espárragos verdes se encuentran entre los alimentos bajos en calorías ya que 100 g. de este alimento contienen tan solo 20,84 kcal.

Diferencia entre los blancos y verdes

esparragos

Espárragos trigueros

La diferencia entre los espárragos blancos y los verdes o trigueros no se limita al color, consistencia y sabor, sino también a su valor nutricional. El hecho de que el espárrago blanco crezca bajo tierra y no reciba luz determina su menor contenido en nutrientes reguladores y compuestos bioactivos, en comparación con el espárrago triguero.  Por otra parte, durante su elaboración industrial, se corta parte de los tallos y, en algunos casos, se pelan.

Estos restos vegetales resultan de gran interés científico e industrial. Diversos centros de investigación se dedican a determinar los compuestos bioactivos de los espárragos, en particular de los trigueros, por su potencial aportación tanto a la industria alimentaria, en forma de ingrediente de alimentos funcionales, como a otros sectores (pienso para animales, etc.).

Cómo escogerlos y cómo conservarlos

Para que el resultado de la receta sea excelente, es fundamental escoger los espárragos frescos de mayor calidad, con las puntas cerradas y compactas, el tallo recto y firme y una coloración uniforme.

Su óptima conservación se consigue al envolver el manojo de espárragos con un paño húmedo en el frigorífico hasta tres semanas si son muy frescos. Si se guardan en una bolsa de plástico, se condensa la humedad y se desarrollan antes los mohos, por lo que su periodo de conservación se reduce a dos o tres días. No obstante, conviene consumirlos lo antes posible porque con el tiempo se vuelven más duros.

Como prepararlos

revuelto

Revuelto de esparragos, ajetes y gambas

Existen infinitas formas de cocinarlos, pero os voy a contar como me gusta comermelos a mí 😉

* A la leña con un chorrito de aceite de oliva, sal maldon y limón, sencillo y delicioso.

*Revuelto con ajetes y gambitas.

*En tortilla

*Como guarnición para carnes y pescado.

*A la plancha envuelto con un buen jamón serrano y unos huevos camperos.

con jamon y huevo

Espárragos con jamón y huevo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s