Reconcíliate con la bicicleta

Este post le va a encantar a mi marido, ya que últimamente la bici forma parte de nuestro matrimonio, así que va dedicado a él. 😉

Reconcíliate con la bicicleta…..y pedalea para rejuvenecer.bici

Montar en bicicleta permite conservarse en buena forma, ya que mantiene los músculos y las articulaciones jóvenes por más tiempo.

Pedalear es un buen antídoto contra el envejecimiento porque mantiene en forma el corazón y ayuda a conservar la flexibilidad de las piernas, haciendo trabajar suavemente los ligamentos y articulaciones sin sobrecargar demasiado tobillos, rodillas y espalda.

Para los que pasan de los 40 años y quieren retrasar lo más posible los síntomas del envejecimiento osteomuscular, lo más recomendable es practicar el ciclismo al aire libre o pedalear en una bicicleta estática en casa.

El ciclismo, como cualquier otro deporte, tiene que ser practicado regularmente en sesiones de una duración mínima. Hay que pedalear tres o cuatro veces a la semana porque las ventajas del entrenamiento aparecen al cabo de 48 horas. Cada sesión debe durar al menos 1 hora para que puedan activarse los mecanismos aeróbicos que permiten generar energía muscular quemando grasa y oxígeno, mejorando así el metabolismo celular y aumentando la capacidad de resistencia del organismo al cansancio.

Ventajas estéticas

Pedalear, excepto si se hace de forma competitiva, no quema muchas calorías, pero sí tiene otras ventajas estéticas. La actividad ciclista, realizada regularmente y con constancia, tonifica la musculatura de las piernas, así como los músculos dorsales y abdominales. Es especialmente recomendable para las personas que tienen problemas de circulación periférica y retención de líquidos, así como para aquellas que se les hinchan los tobillos y sufren de pesadez de piernas.

El pedaleo incrementa el flujo de sangre hacia las articulaciones inferiores, mejora el metabolismo celular y el drenaje de las zonas congestionadas y contribuye así a mejorar incluso los problemas de celulitis.

Postura

Cuando se pedalea la espalda no debe estar demasiado recta, y las piernas deben permanecer semidobladas. Ir en bicicleta está contraindicado para las personas con espalda frágil, problemas lumbares graves, articulaciones débiles o hernia discal. Evitar sobre todo las bicicletas todoterreno.

La mejor bicicletaimages

La bicicleta escogida (estática o de calle) debe adaptarse a la morfología de la persona desde el manillar hasta el sillín. La pierna debe estirarse casi del todo al pedalear para evitar distorsiones en las articulaciones o estiramientos de los ligamentos de la rodilla, y la distancia entre el sillín y el manillar debe permitir una buena postura para la columna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s